Windkitesurf

Aprender kitesurf

Ni fácil ni difícil, así de claro es. No es difícil para algunos que en apenas 8 horas enganchados a la cometa han navegado, ni fácil para otros que han necesitado un par de meses. Si añadimos todas las e variables entre ellos, experiencia en el resto de deportes acuáticos, su habilidad para desenvolverse en el mar, el equipo que utilizan (nuevo o antiguo), las condiciones meteorológicas en las que lo intentan, etc, son tantas variables que es imposible asegurarte un número de horas para aprender, pero hazte a la idea que por término medio se tarda un mínimo 20 horas para poder dar tu primer largo si todo va bien.

Empecemos, primero es fundamental que conozcas el equipo.

cometa de kitesurf

El kite (cometa)

Los hay de diversas formas y de distintos usos. En el artículo de elegir tu primera cometa lo explicamos a fondo. El kite se utiliza para atrapar el viento, y esta resistencia que se crea hará una fuerza suficiente que nos permitirá deslizarnos sobre el agua.

arnés kitesurf

Arnés

Es un cinturón que te une a la cometa para que tire de ti, y hará que nunca la pierdas si te sueltas de la barra. El arnés está recubierto en su interior de material suave y acolchado para no crear rozaduras.

Aquí te explicamos cómo elegirlo.

barra kitesurf

Barra

Es una barra unida a 4 o 5 líneas que te permitirá dirigir y dar o quitar potencia a tu cometa. Por ella también pasan los sistemas de seguridad, leash y demás.

tabla twintip

Tabla

Es la que te permitirá deslizarte por el agua. Las hay de varios estilos, al igual que los kites, pero las más comunes son las twintip, llevan unos straps atornillados para meter y sacar los pies.

Al final de post te dejaremos las mejores tablas, arneses, trajes y demás de kitesurf.

 

ventana de viento para kitesurf

Aprendiendo kitesurf

Si ya has volado cometas en la arena, conocerás la famosa ventana del viento. Si es tu primera vez no te preocupes, es fácil de entender.

Volar y controlar el kite

Ponte siempre con el viento dándote en la espalda, ahora lanza arena al aire o mira la dirección de las banderas u otros objetos que se muevan con el viento para terminar de centrarte. Una vez que estemos de espaldas al viento y bien centrados nos imaginaremos un reloj de agujas, la mitad superior, de 9 a 15 horas estaría encima de la arena, y de 15 a 9 lo tendremos enterrados en la arena. Nosotros sólo jugaremos a partir de ahora con la mitad superior.

Intentaremos que la cometa nunca pase por la zona roja, la mantendremos siempre cerca de los bordes del reloj, a ser posible sobre las 12, la parte más superior, y los extremos 9 y 15 lo dejaremos sólo para subir y bajar el kite. Mientras juegues con el kite por los bordes de la ventana no correrás peligro, porque no se creará resistencia de la cometa con el viento, sólo la necesaria para mantenerse en el aire.

Si por algún motivo abandona los bordes de la ventana y hacemos que la cometa pase enfrente nuestra, estarás pasándola por la potencia máxima, y no te quedará otra que dejarte llevar hasta que salga de esa zona, ya sea porque caiga al suelo o vuelva a la posición de las 12, en cualquier caso, si no tenemos todavía dominio del kite, lo mejor es que sueltes la barra.

Un kite en potencia y con bastante viento no lo paras hasta que él quiera.

Al agua.

Una vez que hayas entrenado con el kite en la arena, asimilando todos los movimientos, hacer los típicos ochos, saber relanzarlo al aire tú solo, dar potencia y despotenciar con la barra y demás, es el momento de ir al agua. 

Recuerda hacer el curso, por tu salud y la de el resto de usuarios que te rodean en la playa, si intentas aprender con un amigo no tendrá ni el material ni los mismos conocimientos que un monitor que se dedique a ello. Éstos últimos siempre te proporcionarán una cometa más pequeña para aprender, chalecos, cascos con receptores de audio para comunicarse a distancia y, lo más importante, un seguro de responsabilidad.

Pero volvamos al tema, una vez en el agua repetiremos los mismos movimientos que hicimos en la arena para adaptarnos con el equipo en el medio líquido. Ésto se llama hacer bodydrag.

En el agua no crearemos la misma resistencia que fuera de ella, podremos movernos junto el kite y comprobar la fuerza de éste según su posición en la ventana. Todo ello se hará sin tabla, aquí sólo se persigue que te adaptes a mover el kite sin hacer pie, como si fueras a navegar.  

Waterstar

Cuando seamos capaces de navegar perfectamente con nuestro cuerpo, estaremos preparados para coger a nuestra amiga la tabla.

Aquí se complica algo más la cosa, tenemos que ser capaces de controlar el kite con sus continuos movimientos involuntarios, mantener nuestra barra tanto en posición como en potencia, las olas si las hubiera y, algo fundamental, nuestros nervios, esos mismos que provocarán que no te acuerdes ni de quién eres.

El movimiento de colocarte la tabla en los pies, manteniendo el kite a las 12, poner la posición correcta de piernas para la salida, colocar la tabla en la dirección correcta y mover la cometa para que nos saque el culo del agua, puede ser insufrible. Pero no desesperes, ésto se supera igual que la mayoría de las cosas, con ensayo y error, no tiene más misterio, llegará el momento que ni pienses todo lo que dijimos y hagas los movimientos automatizados. 

Empezar a navegar

Una vez que seamos capaces de salir del agua montados con la tabla, no antes de hacer unas cuantas veces «el superman» (salir volando), sólo nos quedarán unos cuantos movimientos más para poder disfrutar.

  • Mantén tu pie delantero más recto que el trasero y, en la salida, coloca la tabla en dirección a favor del viento.
  • Una vez salgas del agua, sigue moviendo el kite para no perder potencia hasta que consigas ponerte cómodo en la tabla.
  • Posiciona el kite entre las 11-12 o  las 12-13 para atrapar el viento y que empiece a llevarte de forma continua. 
  • Es hora de ceñir, puedes intentar hacerlo a la vez que el paso anterior, para ello echaremos el peso de nuestro cuerpo para atrás, con intención de contrarrestar la fuerza de tu kite, y cambiar la dirección de la tabla intentando hincar la parte de los talones en el agua. Para este paso nos podremos ayudar de nuestros hombros para fijar rumbo, también ayuda fijar nuestra vista hacia el punto que queramos ir y levantar los dedos de los pies hacia arriba, para asegurarnos que hacemos la presión correcta sobre la tabla.

Aquí ocurre como en el caso anterior, muchas cosas a tener en cuenta en poco tiempo, pero después de muchos intentos fallidos, conseguiremos salir del agua ciñendo sin darnos cuenta.

Cuando te salga, creemos que estarás preparado para salir de esta otra  forma. 

Un saludo y nos vemos en el agua, después del curso. Pasamos a ver los materiales que te harán falta.

Si estás interesado en comprar una cometa nueva no existe mejor vendedor que Amazon, su sistema de devolución será tu mejor aliado en caso de necesitarlo. 

Échale un vistazo a las cometas

¿Buscas arnés?

Aquí te contamos cómo elegirlo y comprarlo.

 

¿Buscas tabla?

Quieres saber más sobre kitesurf.

Frase

Cuando dices que es complicado, indica que no tienes la suficiente fuerza para luchar por ello. Anónimo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
RSS
Follow by Email
Instagram