Windkitesurf

Cuida tus pies, vamos a aprender cómo prevenir o tratar las heridas de las aletas del bodyboard

El roce de las aletas es la típica herida que sabes que está ahí, que aumentará, pero nunca te obligará a salir del agua y perderte esas olas maravillosas.

No te preocupes, ya se encargará ella de recordarte tu mala decisión con su mayor arma, EL DOLOR.

Vamos a ver cómo prevenirla o tratarla una vez que esté actuando.

Motivos por lo que pueden producirse

  • Flotabilidad, las aletas intentan flotar (son de goma), tienden a dirigirse a la superficie cada vez que introduzcas el pie debajo de agua, ésto de por sí crea fricción.
  • Resistencia, tu pie es el encargado de crear el impulso hacia delante para moverte por la superficie, esto provocará una resistencia en el agua de tu aleta tanto por la parte superior como inferior, que dará lugar a movimientos mínimos de la aleta sobre tu piel y, por tanto, propiciará la aparición de rozaduras.
¿Qué deporte quieres aprender?

Comienzos de la herida

Siempre es igual, al principio sientes las molestias, pero no les haces mucho caso, la diversión con tu bodyboard en esas olas es demasiado buena para abandonar. No te preocupes, ellas te recordarán la cabezonería de no haber parado. Si ignoras durante demasiado tiempo la sensación, es posible que en lugar de quedarse en una simple rozadura llegue a crearse una pequeña úlcera que te obligue a abandonar tu deporte favorito durante largo tiempo.

Respecto a las heridas que provocan siempre son en los mismos lugares:

  • Parte superior del pie por debajo del tobillo.
  • En los nudillos de los dedos de los pies, todo un clásico.

Aletas simétricas o asimétricas

Son muchos los que se preguntan qué tipo de aletas hacen más daño. Pues bien, la respuesta es sencilla, las que peor se te ajusten y más se muevan debajo de agua. Pero si tuviéramos que decidir entre las dos formas, diríamos que las asimétricas, ¿motivo?, pueden provocar un movimiento menos natural debajo del agua al impulsarse de forma no simétrica.

Aletas simétricas

Aletas Asiméntricas

Prevención y Tratamiento de las heridas

Primero veremos su tratamiento

En caso de que hayan aparecido, lo primero que debes hacer es tratar la herida. Si es poca cosa y no necesita cuidados de enfermería, sigue mínimo estos pasos:

  • Limpiar bien la herida, intenta que no quede ni un minúsculo granito de arena o suciedad dentro de ella.
  • Aplicar antiséptico.
  • Intentar no tener rozaduras durante un tiempo en esa zona hasta que cicatrice, y por supuesto, tenerla lo más limpia y seca posible.

Prevenir es la mejor cura

Prevenir es la mejor opción con diferencia, te ahorrarás sufrimiento y dolor, con sólo entretenerte 5 minutos en proteger los pies antes de meterte en el agua.

  • Apósitos de segunda piel.

Sólo debes colocarlos en las zonas específicas donde te hagan daño.  

  • Escarpines.

Para nosotros es la mejor opción, ya que además de ahorrar dinero a la larga respecto a los apósitos, obtendrás un 2×1: te protegerá de las aletas y de los distintos tipos de suelos de la playa, ya sea de piedras o de rocas, por no mencionar que estaremos poniendo nuestro granito de arena en la protección del medio ambiente, ya que evitaremos que este tipo de apósitos puedan quedar flotando en el mar si se despegan.

Si te gustó el post de cómo prevenir y tratar las heridas de las aletas, también te pueden interesar:

– Los windkitesurfistas podemos salvar vidas.

Volver al skate.

Frase

No me digas que el cielo es el límite cuando hay huellas en la luna.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Otros post
RSS
Follow by Email
Instagram